Protegiendo nuestros ahorros de toda la vida, los planes de pensiones

diciembre 23, 2010 · Filed Under General · Comentarios desactivados 

Entre más conservador es nuestro plan de pensiones, más está cayendo recientemente debido a la baja rentabilidad de la deuda pública. Es decir, entre más conservadores son nuestros planes de pensiones más caen en rentabilidad, y de ganancias garantizadas, nada. Esto es porque no hay ningún plan de pensiones normal que garantice que no pierda. Ni siquiera los planes de pensiones monetarios se salvan de las caídas.

Los únicos que se están salvando, como apunta El Economista, son planes que invierten en depósitos y, sobre todo, los Planes de Previsión Asegurados o PPA, que son seguros de vida con la misma fiscalidad y finalidad que los planes de pensiones: un plan para que en la jubilación tengamos gran parte de los ingresos actuales (más ahora que el gobierno revisa a la baja las pensiones).

Además, recordemos que en España se pueden traspasar planes de pensiones de una entidad financiera a otra de forma totalmente gratuita. Lo único a tener en cuenta es las vinculaciones que tengamos con el banco, así que ojo con esto y adelante con el salto si no estás satisfecho con el ahorro acumulado en tu plan de pensiones, aunque siempre puedes conservar el que tienes o pausar las aportaciones a ese plan.

En Invertia comentan dónde contratar los PPA a finales de 2010, algunos además con opciones de acceder a depósitos de alta rentabilidad (o regalos):

  • BBK ofrece el plan garantizado BBK Previsión Plus 3, que garantiza el 4% el primer año.
  • Banco Sabadell nos ayuda a ahorrar un 2,20% garantizado hasta 2017 con el PPA BS Plan Futuro.
  • CajaMadrid dispone de un Plan Protegido Bolsa Europa CajaMadrid que garantiza el 100% de lo invertido más un 7% por cada año que las acciones de Banco Santander, Eni, E-on, Telefónica y Vodafone estén por encima de su valor inicial.
  • Citibank comercializa el Plan Futuro con rentabilidad garantizada del 3%, combinado con depósitos
  • Deutsche Bank junto con Zurich nos asegura una rentabilidad mínima según el horizonte que fijemos en 2015, 2020, 2025 o 2030 para sus nuevos PPA.
  • VidaCaixa (de LaCaixa) garantiza con PlanCaixa 5 Flash el 125% de lo ingresado

Pregúntanos las mejores opciones en planes de pensiones para ti.

Otra forma de invertir

abril 30, 2010 · Filed Under General · Comentarios desactivados 

La cita con Hacienda se acerca y llega el momento en el que los contribuyentes tienen que rendir cuentas con el fisco. Pero hay muchos puntos a tener en cuenta. Y es que la vivienda no es el único filón que puede encontrar un contribuyente al hacer la declaración del IRPF. Algunos productos de ahorro e inversión también se convierten en una oportunidad para pagar menos a la Agencia Tributaria.

Desde 2007, y hasta que la nueva reforma de los rendimientos del ahorro no entre en vigor en la declaración de la renta del próximo ejercicio, todas las rentas derivadas de instrumentos de ahorro (fondos de inversión, seguros de ahorro, ganancias en Bolsa y depósitos financieros, entre otros) tributan a un mismo tipo del 18%. Aunque la rentabilidad y la seguridad son las características clave que se buscan a la hora de invertir en los productos de inversión, no hay que olvidar como tributa cada uno de ellos.

La particularidad de los fondos de inversión se resume en que generan el efecto diferimiento de tributación hasta el momento de su reembolso. Cumpliendo una serie de requisitos, no hay peaje fiscal para traspasar el capital de un fondo de inversión a otro. La venta de participaciones no tributará cuando el importe obtenido de las mismas sea traspasado a otro fondo de inversión. Así, se favorece la gestión activa de las inversiones por parte de los inversores. Los depósitos bancarios a su vez también tributan al 18%.

En el caso de las acciones, e independientemente de en cuánto tiempo se hayan obtenido, todas las ganancias derivadas de la compra-venta de acciones y participaciones en fondos de inversión adquiridas después del 31 de diciembre de 1994 tributan al 18%. Si lo que se ha obtenido son pérdidas, podrán ser utilizadas para rebajar el importe de las plusvalías logradas.

Los dividendos también presentan algunas peculiaridades. Con carácter general, la ley del IRPF incluye una exención para los primeros 1.500 euros percibidos. Sin embargo, en el caso de que se supere está cuantía el resto tributará al 18%. Pero si el dividendo se paga en acciones deberá tributar, el año en el que se vendan, como ganancia patrimonial en especie diferida al 18%.

En el caso de bonos y obligaciones habrá que tener en cuenta, por un lado, los rendimientos derivados del cupón y, por otro lado, las ganancias producidas por la venta de esos títulos en el mercado secundario, cuando se realice la venta.

La reforma fiscal que afectará a los inversores a partir del año que viene ofrece algunas novedades. En concreto, el gravamen de las rentas del ahorro se elevará del 18% al 19% para los primeros 6.000 euros de ganancias y el resto tributará al 21%.

Desde cincodias.com