Experto predijo en 2006 las consecuencias de la corrupción urbanística

junio 13, 2012 · Guardado en General · Comentarios desactivados 

Manuel Villoria (Madrid, 1957) es catedrático de Ciencia Política de la Universidad Rey Juan Carlos, además de experto en corrupción, ya predecía, según los acontecimientos que empezaban a aflorar en el ayuntamiento de Marbella, que el dinero de varias generaciones sería dilapidado en España y repartido entre políticos corruptos, promotores y la banca, incluyendo aquellas que se llamaban “cajas” controladas por políticos de partido.

Destacamos unas notas con las que podríamos mejorar el actual sistema para efectivamente conseguir llegar al derecho de una vivienda para cada español:

“España es el único país en el que la decisión administrativa de recalificar un suelo genera plusvalías millonarias que van al dueño del suelo… habría que expropiar un terreno por poco dinero y encargar a la constructora que levante los pisos… La clave del sistema español y lo que ha propiciado esta situación es que los propietarios del terreno reciben la plusvalía de una decisión administrativa, cuando los beneficios deberían ser compartidos…”

El sistema judicial no sirve contra la corrupción. Oigo a políticos decir que se tiene que aplicar la ley. Si ya se aplica, pero con 15 años de retraso… Convendría modificar la Ley de Enjuiciamiento Criminal y el Código Penal para estos delitos. Aplicar la ley no es eficaz y hay que tomar medidas radicales… por ejemplo… Los concejales entregan su declaración de bienes e intereses al secretario municipal, un funcionario que no va a investigar y que lo guarda en una caja. Así los ciudadanos no saben cuáles son sus bienes y sus intereses. Pero tampoco Hacienda. Si Hacienda mirase los bienes de esos alcaldes y concejales saldrían 5.000 o 6.000 casos a investigar.

“Los españoles hemos sufrido un atraco brutal durante 15 años que se llevará un tercio de nuestra riqueza durante los próximos 15 hacia los bancos, los dueños del suelo, los especuladores, los promotores y los corruptos. Sin contar con el coste ambiental, de pérdida de calidad de vida, la pérdida del paisaje…”

Hemos destacado 3 puntos en los que se debe trabajar duramente para recuperar lo robado y con ello trabajar en mejoras judiciales que sirvan de base a la mejora de la calidad de vida ahora y en un futuro.

Fuente