Educación financiera para tus hijos

junio 25, 2010 · Guardado en diccionario, General · 2 Comentarios 

Estaba leyendo algunas cosillas sobre educación financiera por la red y me he parado a pensar, cosa que hago muy esporadicamente, sobre la información que le damos a nuestros hijos en estas materias. Y he llegado a la conclusión, si, yo solito incredible¡¡¡, que es poquísima tanto en casa como en el cole. (me disculpo por el vocabulario y expresiones utilizadas, pero no sé hacerlo de forma mas formal y valgan las rebuznancias)

Es fundamental que desde pequeños, los niños tengan una  educación bien formada sobre la gestión de sus ahorros, aunque sea a través de las pagas semanales, comentándoles que no se compran las cosas de forma compulsiva sino estableciendo una serie de prioridades, y haciéndole ver la diferencia entre el gasto superfluo y lo que es necesario. Esta paga contrariamente a lo que pueda parecer, permite al crio tener una cierta independencia y responsabilidad en sus decisiones, y posiblemente sea la primera vez que afronte este reto, y su objetivo no debería ser solo premiar una actitud sino enseñarle la importancia de gestionar bien su dinero

Por otro lado, también es importante enseñarles a comparar precios, a informarse antes de acometer una compra, ya sea de un mp3 o de un puzzle, e invlocrarles, ya en etapas adolescentes en los presupuestos familiares.

No es tarea facil, a proposito de esto Goleman en su interesante libro Inteligencia emocional, nos narra el siguiente experimento:

La prueba del bombón:   “Imagínese que tiene cuatro años y alguien le hace la siguiente proposición: si espera a que esa persona termine la tarea que está haciendo, podrá recibir dos bombones de obsequio. Si no puede esperar sólo recibirá uno, pero podrá recibirlo de inmediato. Éste es un desafío que, sin duda, pone a prueba el alma de cualquier criatura de cuatro años, un microcosmos de la eterna batalla que existe entre el impulso y la restricción, el yo y el ego, el deseo y el autocontrol, la gratificación y la postergación. La elección que hace el niño constituye una prueba reveladora; ofrece una rápida interpretación no sólo del carácter, sino también de la trayectoria que probablemente seguirá a lo largo de la vida”.

“El estudio siguió la trayectoria de los niños hasta que terminaron la escuela secundaria… La diferencia emocional y social entre los niños que se apoderaron del bombón y sus compañeros que demoraron la gratificación, fue notable. Los que habían resistido la tentación a los cuatro años, como adolescentes eran más competentes en el plano social: personalmente eficaces, seguros de sí mismos, y más capaces de enfrentarse a las frustraciones de la vida… Aceptaban desafíos y procuraban resolverlos en lugar de renunciar… Confiaban en sí mismos y eran confiables; tomaban iniciativas y se comprometían en proyectos. Y más de una década después aún eran capaces de postergar la gratificación para lograr sus objetivos”.

“La capacidad de retrasar el impulso es la base de una serie de esfuerzos, desde comenzar una dieta hasta obtener el título de médico”

División horizontal

junio 22, 2010 · Guardado en diccionario · Comentarios desactivados 

Acto documentado en título público, mediante el cual se divide un inmueble (por ejemplo un edificio) en varias y distintas fincas registrales independientes, con asignación a cada una de ellas de un coeficiente de copropiedad o participación en el total del inmueble. Se inscribe en el Registro de la Propiedad.

De esta manera se conforma una comunidad de propietarios en régimen de propiedad horizontal que está integrada por una serie de unidades (viviendas, locales comerciales, garajes,…) que reciben el nombre de “elementos privativos”, salvo que hayan sido configurados como anejos de otros elementos privativos (garajes y trasteros), a cada uno de los cuales se les asigna un número de orden en la propiedad horizontal, y que se inscriben en el Registro de la Propiedad como fincas independientes.

La Ley de Propiedad Horizontal establece que para dividir o segregar cualquiera de esos elementos privativos en dos o más departamentos, así como para segregar los anejos de las viviendas (garajes y trasteros) con el objeto de configurarlos como fincas independientes, es necesario un acuerdo unánime de la Junta de la Comunidad de Propietarios en el que se autoricen expresamente tales actos, si no está recogido en los estatutos otra vía alternativa que diera esta capacidad a los propietarios individuales.

Cuenta ahorro vivienda

junio 22, 2010 · Guardado en diccionario · Comentarios desactivados 

Cuenta ahorro vivienda. Producto financiero que consiste un plan de ahorro destinado a constituir un capital que permita la futura adquisición o rehabilitación de la primera vivienda habitual. Se plasma en libretas de ahorro o depósitos bancarios, que además de proporcionar una rentabilidad a su titular, le otorgan la ventaja fiscal de desgravarse en su declaración de la renta, por las cantidades aportadas anualmente a dicha cuenta.

Ventajas fiscales de la Cuenta Ahorro Vivienda:

  • Las cantidades depositadas durante el ejercicio, con el límite de 9.015,18 euros, tienen un 15% de deducción en la declaración de la renta (aunque este porcentaje podrá variar algo dependiendo de la Comunidad Autónoma de residencia).
  • Las cantidades invertidas en la cuenta de ahorro vivienda sólo pueden destinarse a la compra o rehabilitación de una vivienda habitual y en el plazo indicado (actualmente fijado en un máximo de cuatro años). De lo contrario, habrá que devolver la desgravación obtenida y pagar los intereses de demora.
  • La cantidad que depositemos en la cuenta vivienda tenemos que haberla ganado en ese año.

El interesado sólo podrá tener una cuenta de ahorro – vivienda. Esta cuenta deberá identificarse sólo una vez en la primera declaración de la renta en la que se incluya este derecho a deducción, identificando los datos siguientes:

  • Entidad financiera en la que se ha abierto la cuenta ahorro – vivienda.
  • Sucursal específica de la entidad financiera.
  • Número de cuenta o libreta

Carencia

junio 22, 2010 · Guardado en diccionario · Comentarios desactivados 

Periodo dentro de la vida de un préstamo durante el cual sólo se pagan intereses y no se amortiza capital. Se habla de carencia total para el periodo del préstamo en el que no se pagan ni intereses ni capital.

Los nuevos productos hipotecarios van dando entrada a esta posibilidad y generalmente, estableciendo un periodo de carencia suele tener una duración de 2 años.

Esta fórmula es empleada frecuentemente para la oferta de hipotecas para jóvenes. Estos préstamos hipotecarios incluyen la carencia al contemplar una mayor precariedad de ingresos en los inicios de su vida profesional y una mayor capacidad financiera posterior.

Arrendador

junio 22, 2010 · Guardado en diccionario · Comentarios desactivados 

El arrendador es la persona que cede a otra el uso de una cosa (vivienda, finca, inmueble) por tiempo determinado y precio cierto.

Las obligaciones del arrendador:

  • Entrega de la finca arrendada. El arrendador entregará la finca arrendada al arrendatario, con todas sus pertenencias y en estado de servir para el uso convenido para aquel a que por su misma naturaleza estuviere destinada.
  • Conservación del inmueble arrendado. El arrendador está obligado a conservar la finca arrendada en el mismo estado, durante el periodo de arrendamiento, llevando a cabo todas las reparaciones necesarias;
  • No estorbar, ni molestar. El arrendador no estorbará de manera alguna el uso de la finca arrendada, a no ser deba proceder a realizar reparaciones urgentes e indispensables;
  • Garantizar el uso del inmueble. El arrendador garantizará el uso o goce pacifico de la finca durante el tiempo del contrato;
  • Responder de los daños y perjuicios. El arrendador responderá de los daños y perjuicios que sufra el arrendatario por los defectos o vicios ocultos de la vivienda o finca, anteriores al arrendamiento.

Página siguiente »