Aval

Se trata de un instrumento para prestar garantía del cumplimiento del pago del crédito hipotecario y sus intereses, mediante el cual una persona, el avalista, se compromete a pagar las cantidades en el caso de que otra (avalado) no las hiciera efectivas.

El avalista responde con los bienes que dispone ante el banco en caso de que el avalado no pueda pagar el préstamo. Es decir, si el avalado no puede pagar con sus ingresos, responde con sus bienes.

En caso de embargo, primero se embargaría la vivienda hipotecada y luego pasaría a la ejecución de los bienes del avalista, un proceso normalmente lento.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin votos aún)
Loading ... Loading ...
Escrito por francisco el 13 de marzo de 2010 con 3 comentarios 

Comentarios

3 thoughts on “Aval

  1. Pingback: LTV : Asociación para la Cultura Financiera y el Conocimiento de las Divisas

  2. Normalmente el periodo al que se compromete un avalista con la persona que toma el préstamo es inferior al periodo que dura la hipoteca.

    La necesidad de un avalista suele ser fundamental en caso de que la cantidad que solicitemos al banco supere el 80% de la tasación más gastos (otro 10% aproxidamente).

    El periodo al que se compromete el avalista con el banco (entidad financiera) suele calcularlo el banco para que cubra al avalado hasta que éste baje de ese 80% de riesgo sobre la vivienda.

    Como siempre, se trata de leer bien las escrituras antes de firmar sea avalista o avalado.

  3. Pingback: Doble garantía : Asociación para la Cultura Financiera y el Conocimiento de las Divisas